martes, 4 de noviembre de 2014

Entrevista Theroomrooms'

Las chicas de la agencia de comunicación Theroomrooms' han publicado una entrevista muy personal que me han hecho, la podéis leer aquí abajo o en el siguiente enlace: http://www.theroomrooms.com/thelivingroom/2014/11/03/xavier-mula-cocinando-ilustraciones-a-fuego-lento/

Muchas gracias Theroomrooms', un placer!!


_____

 Xavier Mula es un ilustrador catalán que, con sus ilustraciones soñadoras y detallistas, nos transmite la meticulosidad que desprende su estilo y técnica, así como la innovación que se reúne con la inspiración, en muchas ocasiones, para tomar unas cañas en el típico bar igualadino.
En su caso, herencia lo llamaron, un arte que pasó de padre a hijo y que nos fragmenta en estas 13 sinceras respuestas.

1.­- ¿Cómo te auto­defines?
Me considero una persona extrovertida pero a la que le gusta encontrar su espacio de tranquilidad y soledad para dar rienda suelta a la creatividad. En cuanto a mi trabajo, suelo ser muy auto-exigente y meticuloso, aunque desde fuera algunos me definirían como un tanto caótico. Con el paso de los años, me he convertido en un apasionado de la ilustración, y por eso he decidido transformarlo de hobby a profesión.

2.-­ Tu trabajo es ilustrar, pero hemos visto que muchas de tus ilustraciones son para el ámbito publicitario y corporativo, sin la necesidad de que vayan acompañadas de diseño gráfico. ¿En qué campo te gusta más que aparezcan tus ilustraciones? Y ¿Qué área te gustaría tocar?
Me gusta mucho trabajar en publicidad, sobre todo en cartelismo. El hecho de poder fusionar mis dos profesiones (ilustración y diseño gráfico) me permite constantemente jugar con los distintos elementos (composición, tipografías, etc.) y me divierte el hecho de que una vez acabado el cartel, pueda separar la ilustración de todo el diseño y que ésta siga funcionando.
También me gustaría trabajar más en prensa. Cuando me dan un artículo, me paso los 3 o 4 días de margen antes de la entrega dándole vueltas sin parar, obsesionado buscando mil y una opciones de como plasmar mejor el texto en una sola ilustración. Éste tipo de retos me encantan.
A finales de octubre voy a publicar mi primer gamebook digital, que es un campo que nunca había tocado antes, y la experiencia está siendo muy enriquecedora.
Aunque mi cuenta pendiente es publicar un álbum infantil ilustrado.


3.-­ ¿Qué técnicas utilizas para hacerlas? ¿Sigues siempre el mismo proceso o cambia según cada proyecto?
He utilizado distintas  técnicas  desde mis inicios, aunque cada vez lo digital está ganando terreno a lo artesanal, suelo comenzar una ilustración con acrílicos y estampación, acabándolas mediante herramientas digitales. Últimamente utilizo este proceso, que da muy buenos resultados y personalidad característica a mis obras. Siempre es positivo cuando los amigos o conocidos reconocen mis ilustraciones publicadas sin saber si realmente las he hecho yo.

4.-­ Como bien sabrás, en nuestro país hay muchos y buenos ilustradores que siguen un estilo muy parecido. ¿Te desmarcas de las tendencias?
Sí, totalmente. Los estilos pueden ser parecidos pero cada ilustrador/a ha de plasmar su personalidad y tener su propio lenguaje.
Las tendencias pueden ser positivas siempre y cuando no se caiga en la copia de estilos sin sentido. Y lamentablemente, ahora está pasando mucho con este boom actual de la ilustración, dónde prima más lo estético o los “likes” de la página de Facebook que el propio mensaje en sí. Es una pena pero supongo que es lo que más vende.

5.­- ¿Qué sensaciones crees que desprende tu trabajo?
Según el tipo de encargo, la intencionalidad de la ilustración cambia, pero intento transmitir el mensaje de una manera directa, impactante a la vez que estéticamente agradable y coherente.

6.­- Sabemos que hace unos meses llevaste a cabo la exposición retrospectiva de tu padre, el artista y diseñador igualadino Miquel Mula, ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor que te transmitió de este arte?
Sí, con mi familia y la ayuda de la organización Disseny=Igualada organizamos una triple exposición que englobaba sus diferentes facetas como artista. Mi padre fue unos de los grandes diseñadores igualadinos y catalanes de su época, y evidentemente, vivir esto en casa marca.
Aprendí muchísimo de ver cómo trabajaba. Aunque yo no haya usado las mismas técnicas que él utilizaba (aerógrafo, vinilos, letraset, etc.) creo tener una línea parecida. Como su obra, mis ilustraciones tienen una especie de espectacularidad e impacto visual así como un tratamiento del color parecidos.
Aprendí también de mi padre el hecho de convertir este arte en una pasión, una dedicación constante y una forma de vida.

7.-­ Has tenido la oportunidad de celebrar exposiciones en ciudades como Barcelona y Madrid, entre otras. ¿Te han permitido conseguir clientes y nuevos contactos? O ¿Solo permiten darte a conocer entre otros artistas del mismo sector?
Depende de cuáles. He hecho exposiciones colectivas en sitios poco conocidos que sirven sobre todo para conocer a otros colegas de profesión.
Ha sido diferente cuando he hecho exposiciones individuales, donde el visitante tiene una visión más amplia y coherente de mi obra. En estos casos sí he conseguido clientes.
También considero importante el hecho de participar en ferias, ya que a parte de vender obra no sabes nunca a quien le puede llamar la atención tu trabajo.

8.-­ Actualmente ¿Se puede hacer reflexión mediante la ilustración?
Se puede y se debe. La ilustración es una herramienta de comunicación y de reflexión muy potente, tan válida como cualquier otra disciplina.
Pero cabe diferenciarla del dibujo. La ilustración tiene una finalidad comunicativa y reflexiva que el dibujo no tiene. Actualmente, existen muchos dibujantes que se cuelgan, o les cuelgan, la etiqueta de ilustradores debido al gran boom que está teniendo esta profesión.


9.­- Tu mejor proyecto. Y tu peor proyecto, si alguno se ha merecido esta calificación.
El mejor no lo sé, espero que aún esté por venir. Pero hay un proyecto que recuerdo especialmente y es un libro para adultos que hice a finales de 2012 con un escritor de Huesca, llamado “Guía de viajes para gente inmóvil”.
En el proceso de creación de las ilustraciones se puso muy enfermo mi padre y acabó muriendo. Creo que esta difícil situación influyó positivamente en mi obra: cambié de estilo y de técnica, para llegar a un final mucho más crudo, directo y libre. Desde este momento, mis ilustraciones han seguido este estilo (con pequeñas variaciones) y estoy muy satisfecho por ello. El libro acabó en concursos y poco más, pero yo transformé las ilustraciones en una serie de postales que ganaron premios y reconocimiento.

No creo que haya un peor proyecto, todos son diferentes, en lo bueno y en lo malo.
10.-­ Junto con las agencias Burzon Comenge y Playmodes, formaste parte del proyecto Mapping Taüll 1123 que ganó un Laus de Oro este año. ¿Esta colaboración ha repercutido, de alguna manera, en tu carrera?
Sí. Aunque aún es muy reciente, ya me ha abierto alguna puerta. Y no sólo este premio que comentas, semanas antes ya ganó el Best of the Web Award en Baltimore (USA).
Es una obra impresionante y espectacular, nunca antes se había realizado un mapping dentro de una iglesia, y no cualquiera, ni más ni menos que una de las joyas del Románico mundial.
Formar parte de un proyecto de tales dimensiones, con una gran repercusión a nivel mundial, no pasa desapercibido.

11.­- ¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración? Música, cine, literatura…
La música es la principal. Es difícil de imaginar, pero subconscientemente, creo que intento plasmar lo que me transmite la música en la ilustración. Soy muy soñador, siempre me ha gustado crear videoclips en mi cabeza cuando una canción me gusta mucho. Y cómo esto de los videoclips me queda muy lejos, lo canalizo en mis ilustraciones. Sinceramente, me costaría mucho trabajar sin música.
Aunque, también tengo que decir que a veces la inspiración se me aparece cómo por arte de magia, sin buscarla demasiado. Pasear, ir en autobús o hacer unas birras con los amigos también pueden ser grandes fuentes de inspiración.


12.­- ¿Cuáles crees que son las claves para hacer una buena ilustración?
Lo básico es no olvidar nunca el mensaje y el tipo de público al que va dirigido.
Cocinar las ideas a fuego lento. Una buena ilustración puede cocerse en la cabeza durante semanas, hacer bocetos durante días y finalmente llegar y hacer la ilustración final en 20 minutos. A veces el tema artístico puede pasar a un segundo plano. Es importante por eso, no quedarse estancado siempre en la primera idea. Hay que ir probando diferentes puntos de vista, diferentes enfoques, cuántos más mejor. Aunque al final te quedes con la primera idea que tuviste, hay que investigar todas las posibilidades, no sabes nunca lo que puede salir de ello.

Otra cosa que desde mi punto de vista es realmente importante, aunque no imprescindible, es tener una personalidad, estilo y técnica reconocibles. La gente tiene que reconocer tu huella detrás de una ilustración.
Otro elemento clave que me han enseñado y he ido aprendiendo con la experiencia es el saber sintetizar. Hay que saber resumir con lo mínimo posible e intentar no marear al espectador con elementos que no le aporten nada nuevo al mensaje y contenido. Menos es más.
Y la última, y no por ello menos importante, es enseñar la ilustración final a alguien (novia, familia, amigos, etc.). A otros ilustradores también, pero me refiero a gente de otros ámbitos, gente que esté limpia de estereotipos y que, en definitiva será tú público. Cuándo llevas tiempo metido en alguna ilustración se te acaban pasando por alto cosas que una mirada fresca te puede advertir.

13.-­ ¿Se nace o se hace?
Se hace, sin duda. Pero para hacerse se tiene que nacer ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario